Jardín

Phormium


Cuándo y cuánto regar


Las variedades y especies del género llamado Phormium, son plantas simples de cultivar y muy resistentes. Si crecen en contextos continentales, los riegos de verano son regulares pero no abundantes, para no empapar demasiado el suelo. Por el contrario, si las plantas viven en zonas costeras donde el clima es cálido y húmedo en el verano, es aconsejable suministrar más agua para dispensarla incluso varias veces durante la semana. Con la llegada de la temporada de otoño, el riego debe reducirse y hacerse necesario solo si el invierno es lluvioso. Se deben evitar por completo los estancamientos de agua que pueden dañar los rizomas, lo que provoca la aparición de moho y podredumbre. Para evitar esta posibilidad, se recomienda utilizar un sustrato que permita el drenaje correcto del riego.

Cómo cuidarlo



Phormium son plantas que pueden crecer fácilmente tanto en el suelo como en macetas. Resistentes a las bajas temperaturas, también soportan condiciones térmicas bajo cero. Además, no temen a los calurosos veranos mediterráneos ni a los climas húmedos. Se adaptan a diferentes tipos de suelo, pero para obtener un crecimiento exuberante es aconsejable elegir un sustrato suelto, suave, bien drenado y rico en materia orgánica. Además, estas plantas se utilizan a menudo para la creación de jardines de rocas compuestas. Los especímenes de Phormium viven bien cerca del mar, ya que no se ven afectados por el aire salado y los fuertes vientos. Las plantas que crecen en macetas, cada dos o tres años, deben replantarse en recipientes más grandes y con mayor capacidad, para desarrollar el sistema de raíces.

Cuando y como fertilizar



Las diferentes especies y variedades de Phormium no requieren fertilizaciones constantes y regulares. Sin embargo, especialmente para muestras en macetas, puede ser útil administrar un fertilizante orgánico líquido completo. El mejor momento para suministrar a las plantas todos los nutrientes necesarios es con la llegada del clima cálido, cuando las temperaturas se estabilizan por encima de los 15 ° C. El fertilizante se puede diluir directamente con agua destinada al riego. Alternativamente, puede optar por un fertilizante granular de liberación lenta que se rociará en el suelo. La operación debe repetirse dos veces al año, en primavera y otoño. Además, es recomendable modificar el producto que se administrará en los meses de otoño, teniendo cuidado de elegir una solución que no sea demasiado rica en nitrógeno.

Phormium: exposición, enfermedades y posibles remedios.



Los arbustos del género Phormium en las regiones del norte necesitan exposiciones soleadas. Por el contrario, en las zonas del sur es aconsejable optar por una colocación en sombra parcial, lejos del sol, especialmente durante las horas más calurosas. Las plantas de Phormium pueden sufrir pudrición y moho que afectan el sistema radicular, con el consiguiente deterioro de todo el follaje. Para evitar estas eventualidades, es aconsejable verificar el drenaje del sustrato y limitar el suministro de agua. Estos árboles de hoja perenne son muy resistentes a los ataques de plagas, rara vez infestados de cochinilla harinosa. Si los insectos son pocos, puede intervenir rápidamente con jabón neutro, o es aconsejable utilizar un producto específico como un anticoccídico.