Jardín

Lantana


Cómo regar la lantana


Lantana es una planta bastante sensible a la sequía. Incluso breves períodos en ausencia de agua pueden causar el marchitamiento y la consiguiente caída de hojas y flores. Al mismo tiempo, es bueno no exagerar la humectación. Lantana también se ve afectada por el riego excesivo que tiende a causar el marcado y la consiguiente muerte de las raíces. Otro problema causado por la humectación excesiva es la formación de mohos y hongos, que prefieren particularmente los ambientes húmedos para su proliferación. Por lo tanto, es bueno proceder con el riego prestando atención al suelo. Si el sustrato todavía parece húmedo del tiempo anterior, no es necesario proceder a una mayor humectación. En verano es bueno revisar el suelo con mayor frecuencia porque ciertamente tenderá a secarse mucho más rápido que en invierno.

Como curar lantana



Lantana es una planta que prefiere lugares soleados. Colocar esta planta en una posición bastante sombreada causaría una floración muy limitada. Lantana no soporta las heladas. En invierno, especialmente si se encuentra en ambientes con climas fríos, es bueno proteger la planta de los vientos y el mal tiempo. De lo contrario, se impide la floración de la planta durante la primavera siguiente. Por lo tanto, es aconsejable cubrir la lantana en otoño o colocarla en un lugar más protegido. La planta produce numerosas semillas. Sin embargo, estas semillas germinan con gran dificultad y es necesario tratarlas si estamos dispuestos a reproducir la lantana. En raras ocasiones, sin embargo, obtendremos una planta hija similar a la madre, ya que casi toda la lantana presente en el vivero son híbridos.

Como fertilizar la lantana



Para una correcta fertilización de lantana, es bueno proceder durante la estación cálida, que va de abril a septiembre. La planta se fertiliza una vez cada 12-15 días con fertilizante para plantas con flores. Este fertilizante es más rico en potasio, un elemento químico que favorece principalmente la floración de las plantas. Este fertilizante se puede suministrar en forma líquida diluyéndolo con agua de riego en dosis ligeramente más bajas que las indicadas en el paquete. En cuanto al terreno, la lantana no tiene preferencias particulares. Sin embargo, es esencial que el sustrato esté bien drenado. Por lo tanto, es aconsejable agregar el suelo con sustancias como la turba y la arena en proporciones iguales para ayudar a la lantana a absorber el agua y los nutrientes de manera más fluida.

Lantana: enfermedades y posibles remedios



Lantana puede ser atacada fácilmente por ácaros o insectos escamosos cuando el clima es particularmente cálido y la ventilación es escasa. Si se nota su presencia, es bueno actuar muy rápidamente con pesticidas. De hecho, estos insectos pueden causar graves daños a la planta si no se erradican rápidamente. En cuanto al uso de insecticidas, es bueno proceder cuando la planta no está en flor. Por lo tanto, es aconsejable usarlos cuando las flores aún están en flor al comienzo de la primavera. Al actuar de esta manera, es posible proteger la lantana de los insectos dañinos, pero al mismo tiempo permitir la visita de insectos que son saludables para la planta, como las abejas. Otros tipos de problemas que se pueden encontrar dependen del riego deficiente de la planta que puede causar pudrición de la raíz.

Vídeo: Características de la Lantana - Jardinatis (Septiembre 2020).